La ansiedad por separación requiere de mucho compromiso y de mucha constancia por parte de nosotros para poder ayudar a nuestro perro. En este vídeo veremos: qué es y que no es, veremos algunos consejos o tips para prevenirla y veremos como comenzar a trabajar sobre ella en el caso de que nuestro perro sufra este problema. Así que ya sabes quédate y aprende con nosotros.

La ansiedad por separación es la incapacidad que tiene nuestro perro para quedarse solo, es decir, sin un referente social. Todas las conductas que se den en ese estado tienen como objetivo el disminuir ese estado de angustia o temor que sufre el perro. El aburrimiento no es ansiedad por separación. Si dejamos un Kong o le aportamos estimulación cuando se queda solo y nuestro perro es capaz de aceptarla y de entretenerse muy probablemente y me alegro un montón tu perro no esté sufriendo de ansiedad por separación.

Las conductas asociadas a este estado pueden ir desde las vocalizaciones rascar la puerta romper cosas orinar defecar y conductas asociadas y relacionadas con el estrés y el miedo que está pasando tu perro. Esto mantenido en el tiempo puede provocar problemas de salud. Antes de ver qué podemos hacer para ayudar a nuestro perro que sufre ansiedad por separación vamos a ver algunos consejos para tratar de evitarlo en el futuro.

Si introducimos un cachorro en casa o un perro es importante que no empiece a seguirnos por todos lados. Para para ello podríamos utilizar de separadores las puertas y en el caso de cachorros podemos utilizar los llamados parques de cachorros. En él los cachorros permanecerán algunos momentos a lo largo del día y nos verán movernos por la casa. Incluso desapareceremos de su vista durante algunos segundos. Así comenzarán a acostumbrarse a que pueden estar solos y que no va a haber ningún problema ya que vamos a aparecer a continuación.

Fomentar la autonomía de nuestro cachorro o de nuestro perro siempre va a ayudar. No cortaremos nunca sus momentos de exploración para ello podemos preparar la casa a prueba de cachorros o a prueba de perros para evitar que puedan romper o destrozar cosas e incluso que cojan cosas peligrosas para ahí.

Una vez que hemos determinado ya sea mediante nosotros solos o con la ayuda de un profesional que nuestro perro sufre de ansiedad por separación, debemos de tratar un plan de actuación. Sería interesante en este momento contar con la ayuda de amigos o familiares para que nuestro perro no pueda quedarse solo mientras aprende a ello.

En primer lugar, lo más adecuado sería revisar todos los factores de la vida de nuestro perro, incluyendo nuestra relación con él. Dejar de corregir castigar o regañar para evitar añadir más estrés a su vida, siempre ayuda. El trabajo de habilidades o de obediencia mediante refuerzo positivo y con moldeado libre ayudar a empoderar a nuestro perro que es justo lo que necesitamos para que pueda afrontar la soledad. Algunos perros les viene bien enseñarles un quieto y poder salir de la estancia donde se quede quieto a continuación entramos y así empezará a ver que puede quedarse solo en una estancia de una forma tranquila y luego volveremos a aparecer.

Para trabajar sobre la ansiedad por separación primero debemos de identificar cuándo ocurre esta. Es decir muy probablemente tu perro anticipe que vas a salir de casa y a partir de ahí se
ponga ansioso. Para conocer estos estímulos que activan a tu perro poniéndolo ansioso por anticipar esa salida de casa, lo ideal sería grabarnos con una cámara y después visualizarlo
para ver cuándo nuestro perro se pone nervioso. Una vez identificados que estímulos son que por ejemplo muchas veces suele ser la llave, el desayunar para ir a trabajar, … podemos trabajar
sobre ellos mediante una desensibilización o un contracondicionamiento para que nuestro perro pueda estar tranquilo en presencia de ellos.

Cuanto más tranquilo el perro esté más fácil le será afrontar la soledad.  Algunos perros le vendrá bien quedarse solos en una habitación y a otro les vendrá bien quedarse solos en toda la
casa. Es muy importante tener siempre una cámara para poder evaluar los progresos que hace nuestro perro. Una vez ordenada la vida de nuestro perro y con el mínimo nivel de estrés posible empezaremos a hacer algunas salidas para poder evaluar si todo lo que estamos haciendo, le ayuda a nuestro perro a afrontar esa soledad.

Estas primeras salidas serán muy poco tiempo y en ellas nos despediremos de nuestro perro y cuando entremos también les saludaremos de una manera tranquila. Importante como hemos visto antes valorar con una cámara cómo se queda. Esas primeras salidas para poder valorar si ir alargando o acortar lo importante en este punto es que nunca se dé las conductas asociadas con la  ansiedad por separación. Poco a poco podemos ir alargando hasta lo que necesitemos. Siempre con sentido común. No vamos a dejar solo todo el día a nuestro perro.

Algunos productos como Adaptil pueden ayudar aunque si tu perro tiene una ansiedad por separación muy severa lo ideal sería contar con la ayuda de un etólogo para que evaluara si tu perro necesita durante el proceso de aprendizaje algún tipo de medicación. En algunos casos puede venir bien dejar una cortina musical mediante música clásica para aislar un poco de los ruidos exteriores a tu perro.

Por último mucho ánimo y mucha paciencia si los vecinos se han quejado lo mejor que puedes hacer es indicarles que estás trabajando sobre el problema. Seguramente se vuelvan más comprensivos y hasta aquí el vídeo de hoy.

Sígueme si no lo haces todavía déjame un me gusta para apoyar el canal, muchas gracias y nos vemos en el siguiente.

 

Información sesiones de educación y adiestramiento presenciales

Sesiones de educación y adiestramiento presenciales en El Casar y urbanizaciones, Alalpardo, Algete, Fuente el Saz, Valdetorres, Valdeolmos, Camarma, Talamanca del Jarama, Alovera, Cabanillas y San Sebastian de los Reyes
Información sesiones presenciales
Información servicios online

Leave A Comment