¿Te has decidido a dar el salto hacia la dieta BARF? ¿Quieres hacerlo de una manera segura y progresiva? Sigue leyendo para aprender cómo hacerlo de la mejor manera.

dieta barf transicion

Un carnívoro tiene un pH estomacal muy ácido. Este le permite digerir huesos y carnes asi como neutralizar cualquier bacteria o microorganismo que estos contengan. Favorece la liberación de encimas digestivas facilitando la absorción de los nutrientes. Un perro bien nutrido tendrá menos problemas de salud al disponer de un sistema inmunitario fuerte. El problema con el pienso es que el pH se vuelve más alcalino. El sentido de la transición viene por ayudar a tu perro a volver a su equilibrio natural para que recobre el correcto pH.

Como verás es un proceso muy sencillo y en general no suele haber problemas si se realiza progresivamente. Aun asi estate a tento a las deposiciones de tu perro por si presenta alguna anomalía.

Si decides pasarte a esta dieta veras el mayor esplendor en tu perro, mayor vitalidad, aspecto inmejorable y seguro que le mantendrá alejado del veterinario por mucho tiempo.

Como hacer la transición a BARF

Tenemos varios métodos desde el cambio radical al progresivo.

El primero de ellos sería el radical. Deja a tu perro en ayunas para al dia siguiente empezar con los alimentos crudos. Ten en cuenta de utilizar huesos  carnosos de fácil digestión como puedan ser las carcasas de pollo o los cuellos. También puedes comenzar con puntas de alitas para que el organismo de tu perro se acostumbre. Muchos perros toleran perfectamente este cambio sin presentar problemas.

Este método lo aceptarán sin problemas perros sanos, jóvenes y que no hayan pasado mucho tiempo comiendo pienso o latas. Si tu perro viene de alimentación deshidratada tampoco debería de tener problemas

El segundo método sería con la dieta de transición para ello se recomienda usar solo la carne y las verduras. Si tu perro las tolera crudas mejor, sino puedes cocerlas un poco. Si decides este método revisa las heces de tu perro para ver cómo le sientan los nuevos alimentos. Poco a poco dejarás de cocer los ingredientes hasta darlos crudos tras unas semanas podrás comenzar a añadir las vísceras y los huesos carnosos.

El porcentaje adecuado sería 70% de carne magra (pollo, pavo o conejo) y un 30% de verduras (calabacín, zanahoria o calabaza).

El último método para algunos perros que no aceptan bien los anteriores métodos seria combinar su dieta anterior con la dieta de transición. Importante dar estas en tomas separadas. Puedes comenzar con un pequeño porcentaje de dieta de transición e ir vigilando las deposiciones si todo va bien y tu perro va aceptando la nueva dieta ir aumentando.

Al comenzar con una dieta BARF no se recomienda dar mucha variedad de proteínas con una será más que suficiente para que el sistema digestivo pueda adaptarse. Más adelante podrás probar nuevos alimentos.

Si tienes cualquier duda déjamela en comentarios para ayudarte con mucho gusto.

Información sesiones de educación y adiestramiento presenciales

Gracias el mensaje ha sido enviado.
Ha ocurrido un error, prueba a enviarnos tu mensaje de nuevo.

Sesiones de educación y adiestramiento presenciales en El Casar y urbanizaciones, Alalpardo, Algete, Fuente el Saz, Valdetorres, Valdeolmos, Camarma, Talamanca del Jarama, Alovera, Cabanillas y San Sebastian de los Reyes

Leave A Comment